jueves, 9 de mayo de 2013

Apostar al rojo. Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja

Málaga, 8 de mayo de 2013.

Azul, amarillo, verde… El cielo, el sol, el mar… Málaga te recibe con una explosión de luces, sensaciones y sobre todo de colores que, de inmediato, te hace añorar unos maravillosos días de ocio, playa, vinos y pescaitos... Pero nosotros llegabamos con un objetivo concreto y traiamos hecha nuestra apuesta de color. Queriamos evitar que el color que imperase fuera el peor que puede ser para los conceptos de presente y futuro: el negro más oscuro, y veniamos a apostar fuerte por el rojo, el de la sangre más roja, humana y solidaria, el rojo que adquiere su tinte más emotivo cuando se refleja desde los símbolos de la Cruz Roja y la Media Luna Roja.

En Pantuás llevamos diseñando y tutelando el evento del Día Mundial desde hace seis años, y no importa cuántas veces lo hayamos hecho, en todas y cada una de ellas nos hemos conmovido con la experiencia. Es entrañable conocer a las personas que integran la organización, a las personas y entidades premiadas en cada evento, algunas de cuyas historias logran estremecerte con sus ejemplos de sacrificio y solidaridad inconmensurables, es entrañable conocer a los componentes de cada delegación y, cómo no, a los voluntarios en general de cada ciudad que hemos visitado, voluntarios que logran que la palabra adquiera su máxima grandeza volcándose sin reservas en la ayuda a los demás y sacando fuerza, energía y alegría incomparables, de ese mismo gesto.

De hecho, nuestra idea para el evento de este año ha sido la de representar gráficamente la solidaridad bien entendida: hacer nuestra la causa de otros, empatizar con los demás y meternos en su piel para comprender mejor sus problemas y hacerlos verdaderamente nuestros.

La imagen definitiva ha terminado siendo la de un nutrido grupo de personas sosteniendo, sobre sus rostros, la fotografía de otro. Y hemos vestido aposta esa imagen de colores alegres y cálidos, de energía, de optimismo, porque creemos que, así como la caridad desprende cierta humillación, la solidaridad respira respeto y bienestar tanto para quien la da como para quien la recibe. La Cruz Roja y la Media Luna Roja son, por encima de todo solidaridad.



Este “Día Mundial” además, dadas las circunstancias generales por las que atravesaba el país, se presentaba especialmente delicado y así lo fueron pintando de distintos colores, ya en pleno acto, las distintas personalidades que tomaron la palabra, y cuando el presidente de Cruz Roja de España, D. Juan Manuel Suárez del Toro, expuso con toda transparencia cuáles son las actuales circunstancias del umbral de la pobreza, los riesgos de exclusión social, las victimas de la crisis, familias, grupos, e individuos, el color rojo volvió a ser el protagonista, esta vez con tintes de impotencia e indignación.

Desde nuestra humilde posición, sentimos que ya no basta con colaborar esporádicamente, con aportar el poco dinero que estas circunstancias permiten, sino que hay que hacer todo lo posible constantemente, contribuir a concienciar a cuanta más gente se pueda, y que también pueda ayudar. 

Al lema de todos los años: “Cada vez más cerca de las personas” este año le acompaña el de “Ahora más que nunca” y en Pantuás queremos hacerlo nuestro. Ahora más que nunca hay que multiplicar esa solidaridad, colaborar en conjunto, unirnos todos los que todavía sobrevivimos a esas terribles circunstancias y tender la mano, de mil maneras diferentes, cada uno desde su estatus, a quienes ya ven, no su futuro sino su presente, de ese oscuro color. Desde Pantuás queremos animar, rogar, exigir, a quienes aún tienen la sangre roja, a colaborar cuanto se pueda con esta organización, y no un día al año, sino todo el año, toda la vida, al nivel que permita cada capacidad. Queremos hacer nuestra la misión de esta organización que, a pesar de sus símbolos, no entiende de diferencias religiosas, ideológicas, de raza o de color, salvo de la unión bajo uno de ellos, el rojo vivo del calor de la humanidad.

Y para que viváis, al menos en parte, lo que vivimos nosotros, aquí os dejamos unas imágenes de lo que fue el montaje y el evento de ese día que, dicho sea de paso, presidió en esta ocasión S. M. la reina doña Sofía.

Exterior del Palacio de Ferias y Congresos de Málaga.

Photocall en entrada principal.

Montaje del escenario del auditorio.

Lona para el espacio destinado al cóctel.

Retoques en la colocación del photocall.

Entrega de las medallas de oro.


S.M. la reina doña Sofía, cerrando el acto.

Foto de familia con los premiados.

Y haz click aquí si quieres ver la noticia en la web de Antena 3.
Y también en la web de Diario Sur.
 











No hay comentarios:

Publicar un comentario